Paola Martínez, coordinadora DDHH: Cienciología es como una gran familia y defendemos el Derecho al Trabajo Justo

La Scientologist Paola Martinez, Coordinadora de Derechos Humanos de la Iglesia de Scientology de Tampa, fue la anfitriona de la Feria Mundial de Moda por los Derechos Humanos “Colores del Mundo” el pasado 9 de Junio– uno de los muchos programas en los que ella participa para elevar la conciencia sobre el tema de los derechos humanos en Tampa, Florida, y en el mundo.

El Show de Moda fue organizado para que coincidiera con el Día Mundial en Contra del Trabajo Infantil Forzoso. La Organización Internacional del Trabajo de las Naciones Unidas estima que 215 millones de niños son forzados a trabajar en el mundo. Durante el evento las y los modelos llevaban leyendas tales cómo: “Trabajo justo,” “Hecho sin el Uso de Trabajo Forzoso Infantil,” y el “Derecho Humano #24: Derecho a Jugar.” Dos niños pequeños salieron a la pasarela llevando equipo deportivo y sosteniendo una pancarta que decía “La mayoría de las pelotas deportivas del mundo son hechas con trabajo infantil forzoso.

“El tráfico de personas es uno de los crímenes más ocultos de nuestra era,” dice Martinez. “Las víctimas más vulnerables son los niños quienes son forzados a trabajar o a prostituirse; les hacen imposible tener una educación, les quitan su salud y otras libertades fundamentales.”

Martinez comenzó a coordinar la iniciativa de derechos humanos de la Iglesia de Scientology de Tampa ya que cree que la educación en derechos humanos es vital. Ella proporciona talleres y seminarios en escuelas y organizaciones a través de la región de Tampa Bay.

“El Centro Nacional de Estudios Educativos estima que más de 160,000 niños se ausentan de la escuela cada día por miedo al bullying. Cuando voy a las escuelas locales, los adolescentes ruegan porque esta campaña se implemente,” dice. “Necesitan nuestra ayuda para terminar con el bullying y otras violaciones a los derechos humanos.”

Martinez también ayudó a organizar el Festival de Derechos Humanos y el Concurso de Baile por la Libertad de Expresión el pasado Marzo así como el Maratón Internacional de Derechos Humanos en Diciembre.

Nacida y criada en Colombia, Martinez estudiaba administración de empresas en Bogotá cuando se topó con algunos problemas personales en su vida en 1999. Su hermana Lilia, una Scientologist, le sugirió que hiciera el curso de Altibajos en la Vida en la Iglesia de Scientology de Bogotá.

“Cuando apliqué lo que había aprendido en mi curso a la vida, se sintió tan bien,” dice. “Después de eso, siempre que una amigo o familiar trataba de menospreciarme, entonces lidiaba con ellos y la mayoría de las veces era capaz de simplemente hacer que dejaran de hacerlo. Me sorprendió. No nada más me sentía excelente, sino que la gente me decía que me veía mucho mejor.”

Aunque se encuentra muy comprometida a erradicar los abusos a los derechos humanos, la vida de Paola es todo menos seria. Ella es una mujer energética, alegre, que adora ser parte del equipo en la Iglesia de Scientology de Tampa.

“Es como una gran familia el estar en Scientology. Nos ayudamos unos a los otros y podemos contar en cada uno mutuamente,” dice. “Me siento orgullosa de poder ser responsable por mi misma y por otros alrededor de mi, y tengo las herramientas para cambiar las cosas que no me gustan.”

Para conocer a otros Scientologists y ver cómo usan Scientology para mejorar sus vidas y el mundo a su alrededor, visite www.scientology.es

Añadir a favoritos el permalink.