Un cienciólogo tarraconense de voluntario en Bosnia

cienciologia-ventura-voluntariadoVentura C.R.: “Hay muchas casas todavía que deben ser demolidas tras los efectos de las inundaciones”
Ventura C. R., es un tarraconense miembro de los ministros voluntarios de Cienciología, que se fue a Bosnia, el pasado 2 de julio para ayudar tras las desastrosas inundaciones cuyos males siguen necesitando reparación y ayuda voluntaria semanas después de que el agua comenzara a mojar, humedecer y destrozar casas, granjas, instalaciones, etc etc.
Nos cuenta Ventura tras varios días ya en las tareas de rescate que “La hospitalidad es inmensurable, la calidez y júbilo con que la gente te trata al saber que estás de voluntario alimentan las ganas de continuar! Además cada uno lo vivió a su manera, y el escuchar cómo te lo explican es más que interesante, ya que además mientras lo hacen ves cómo van sintiendo más y más alivio. (en Milenijum-Orašje.)”

Ventura C. R., es un tarraconense miembro de los ministros voluntarios de Cienciología, que se fue a Bosnia, el pasado 2 de julio para ayudar tras las desastrosas inundaciones cuyos males siguen necesitando reparación y ayuda voluntaria semanas después de que el agua comenzara a mojar, humedecer y destrozar casas, granjas, instalaciones, etc etc.

El pasado mes de Mayo 2014, unas fuertes inundaciones azotaron Serbia y Bosnia. Tras las riadas, las infraestructuras públicas, esencialmente sanitarias y educativas, así como casas y granjas resultaron fuertemente dañadas y, según las estimaciones oficiales, más de tres millones de personas se vieron afectadas de manera directa o indirecta. El Ejecutivo de la comunidad europea teme que las consecuencias de la catástrofe puedan afectar a largo plazo al crecimiento socioeconómico e influir significativamente sobre la capacidad de llevar a cabo reformas.

Nos cuenta Ventura, vestido con la distintiva camiseta amarilla que hay muchos quienes tienen que esperar varias semanas más hasta poder reformar sus casas, ya que antes tienen que secarlas del agua que se ha quedado en las paredes y suelos, varios centenares de litros. Y estos son los afortunados, porque hay muchas casas las cuales deben ser demolidas debido al daño que tres semanas bajo el agua le ha hecho a su estructura”.

Además “Una de las cosas que más vimos es que aquí hay bastante gente con ganas de ayudar, pero hay mucha quién no se preocupa en absoluto y no hace nada al respecto por sus vecinos. Es un país muy rico, la gente por lo general es maravillosa, hasta entre la juventud uno se siente seguro; ya sea porque son buena gente o porque nos conocen aquí y nos respetan”.

Ventura es uno de las decenas de voluntarios que se están pudiendo dedicar a dicha labor gracias al patrocinio de la Asociación Internacional de Scientologists). Los ministros voluntarios de Scientology, además de ayudar en literalmente lo que haga falta (desde secar paredes, arreglar tejados, quitar escombros, arreglar huertas, etc etc) están preparados con técnicas desarrolladas por L. Ronald Hubbard para organizar, pero más particular aún, para ayudar a las personas que han pasado por el trauma, en este caso de las inundaciones, a recuperarse espiritualmente y anímicamente. Esas técnicas se llaman “ayudas” y las mismas son las que dieron el reconocimiento oficial y público en desastres como el de las Torres Gemelas, el Tsunami asiástico y en Haití.

Añadir a favoritos el permalink.