Psicofármacos en busca de enfermedad…

Artículo publicado en EL PAIS —

  • EE UU castiga las dávidas a médicos o la ocultación de efectos indeseados

  • La obtención de nuevos fármacos resulta más cara que explotar los viejos

  • Efectos adversos que no debían salir a la luz

  • Para vender Prozac, los laboratorios se dirigían al usuario, no al médico

La imagen de la Big Pharma ha sufrido un nuevo golpe. Dos grandes laboratorios farmacéuticos, GlaxoSmithKline y Abbott, han aceptado en las últimas semanas pagar multas astronómicas por haber incurrido en graves malas prácticas en la promoción y venta de medicamentos. Ambas compañías se han reconocido culpables y han aceptado sendos acuerdos extrajudiciales para evitar males mayores, en el caso de que los procesos que se seguían contra ellas llegaran a juicio. Las malas prácticas reconocidas incluyen vender medicamentos para patologías en las que no están indicados, pagar a los médicos dádivas y sobornos para que los prescriban y, lo que es más grave, ocultar la existencia de efectos adversos.

En el trasfondo de estas multas multimillonarias subyace el giro estratégico emprendido por algunos laboratorios a finales de los años ochenta para incrementar los beneficios, no por la vía de obtener nuevos y mejores fármacos, algo que resulta cada vez más costoso, sino por la de conseguir nuevas indicaciones para sus viejos medicamentos. Esta estrategia incluye la creación artificial de enfermedades, lo que en inglés se conoce como disease mongering, es decir, el intento, muchas veces culminado con éxito, de convertir procesos naturales en la vida como la menopausia, la tristeza o la timidez, en patologías susceptibles de ser tratadas con fármacos…. LEE EL ARTICULO COMPLETO AQUI

DESCUBRE MAS SOBRE EL FRAUDE PSIQUIATRICO AQUI

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios

  1. Reblogged this on Cienciología México and commented:
    Excelente artículo.