Los fieles de la iglesia de Cienciologia logran un hueco entre las grandes religiones